Blogia
Poesía y Macarrones

LOS SOÑADORES

LOS SOÑADORES Ayer vi Los soñadores, del amigo Bertolucci. Durante la primera media hora se me fue instalando la sonrisa de bobo, y a la altura de la carrerita por el Louvre, me di cuenta de que me caía una lágrima. En total tres lágrimas. ¿Por qué? Pues sabe dios por qué, mire usted, si supiera por qué también me sabría la definición definitiva de la palabra "cine". Por muchas cosas juntas, en proporciones heterogéneas, digo yo. Sobre todo porque, como dice don Julio, en algún momento nos equivocamos de vía, y seguimos por la falsa, ¡pero que no nos cuenten que esto es lo que hay, que estamos donde deberíamos! En fin, mayo del 68, nouvelle vague y Eva Green... ¿se le puede pedir algo más a una película?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

gregoriok -

El único debate que produjo la película fue ese. Si Eva Green representaba el tipo de tetas francesas o no. Y, por unanimidad, llegamos a la conclusión de que eran demasiado grandes para representar, como pretende, a la francesa prototípica de mayo sesentayochista. Eso. Se abre el debate. Un gusto discutir con vos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Horacio en persona -

Bueno, todo es opinable, para gustos colores, allá cada cual, es usted muy libre de pensar lo que quiera... ¡¿Pero cómo que Eva Green tiene las tetas demasiado grandes?! ¿Qué clase de tipo es usted? ¿Un estilista de ésos? ¿Diseñador de prêt à porter?

gregoriok -

Aburrida. Previsible. Repleta de falsa y cómoda nostalgia por mayo del 68 y realizada con pocas ganas. Bertolucci no hace nada bueno desde su primera película. Y Eva Green tiene las tetas demasiado grandes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres