Blogia
Poesía y Macarrones

LA TELE Y OTROS PECADOS

LA TELE Y OTROS PECADOS Odio la tele. Y al mismo tiempo no puedo dejar de verla. Me ocurre lo mismo que con la Internet, el Carrefour, el McDonalds, etc etc, cosas que son pecado según los 10 Mandamientos para Poetas en Prácticas:

1 No verás la tele

2 No usarás la Internet en vano (es decir, no la usarás para otra cosa que para colgar tus poemas por todas partes y/o comprobar cuántas entradas tienes en el Google)

3 No visitarás el Carrefour

4 No comerás en McDonalds

5 No te abstendrás (de nada poemizable, vamos, que nunca le dirás que no ni a un polvo, ni a una droga, ni a un viaje, ni a una colaboración por mal pagada que esté en la página de cultura del suplemento de tu barrio del periódico local)

6 Amarás tus libros sobre todas las cosas

7 No tomarás el nombre de Lorca en vano

8 Honrarás a tu Rimbaud y a tu Verlaine

9 Citarás a Ajmátova entre el séptimo y octavo polvo sin sacarla de la noche (no se sabe de dónde proviene este mandamiento pero se cree que es un resto de religiones paganas primitivas)

10 Sobre todo no verás la tele

Si uno cumple con todo esto, se supone que a cambio el destino lo premia con abundantes accésits, becas, lectorados, columnas, etcétera. A los pobres pecadores como yo los espera la indiferencia editorial, la enemistad personal con los del Babelia, la alergia al vino y una larga serie de catástrofes. Es jodido ser poeta en prácticas, la verdad, pero es que con esos mandamientos no se puede. Y luego la penitencia, que consiste en leerse las obras completas de Blake un domingo de resaca. Luego se quejarán de que se les están quedando los recitales vacíos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Hell -

¡¡Por menos me hice yo atea!!
Todo lo que tenga mandamientos va de retro Satanás.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres