Blogia
Poesía y Macarrones

LOS TRES PLACERES DEL DÍA

Los vericuetos de la navegación y el bloguerío me han llevado a este artículo sobre los placeres que a una serie de personajes les alegran el día. Me ha llamado muchísimo la atención la extrema sosez de todos los participantes: ninguno menciona el sexo, ninguno toma copas con los amiguetes, nadie se droga ni comete acciones impuras (hay uno que hasta pone el rezo del padrenuestro como uno de esos tres placeres, y lo más gracioso es que ése es precisamente con el que más, ejem, comulgo yo), y en general se limitan a contarnos los desayunos tan completos que toman, los muchos periódicos que leen y cuánto les encanta dormir. Parece raro, ¿no? ¿Son gente rara? Creo que son personajes de la vida pública (sea lo que sea eso de vida pública) de Barcelona, algunos metidos en años, pero eso no los excusa de llevar esa vida tan rematadamente sosa. Lo terrible del caso es que, acaso imbuido del espíritu soporífero del artículo, me he hecho yo a mí mismo esa investigación, con los siguientes resultados.

Placer 0: Tendré que decir antes de empezar que tampoco estoy tan muerto, y que si el día incluye sexo, esto se coloca por delante de cualquier otro placer (el mejor cuartito de hora del día, como decía el gran Kiko Veneno).

Placer 1: Llegar a casa tras una (je, je) dura jornada de trabajo, poner música a un volumen aceptable en el ordenata, abrir una cervecilla y unas aceitunas y leer en la cocina hasta la hora de pasear a los perritos.

Placer 2: Dormir la siesta en el sofá, o mejor, los diez minutos que preceden al sueño, como decía el compadre Borges. Esto si es fin de semana, si no, quedarme durmiendo en el sofá por la noche, simplemente, pero no tanto porque me pierdo indefectiblemente el final de alguna peli que tengo ganas de ver.

Placer 3: Ir en moto por Murcia a hora punta, mirando escaparates, chicas, árboles... y las caras de fastidio de los que tienen que ir en coche cuando los adelantas en los semáforos. A quién se le ocurre meterse en Murcia con el coche a hora punta, hombre, ni que yo tuviera la culpa, je je.

¿Qué les parece? ¿Estoy o no estoy hecho un jubilado? Y lo peor del tema es que leí hace poco este post en La vida de los gorilas y me dejó traumatizado e hice serios propósitos de cambio. Que luego a la vista de mi top placeres no he cumplido. Sic transit gloria mundi, está visto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Hell -

Entonces, será que hay que ir de sofisticado...

Ella y su orgía -

Por cierto, a mí me da que los "we are the world" de ese post pertenecen al opus. Eso, o son una panda de abueletes y abueletas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ella y su orgía -

Menos la envidia y la codicia (bueno, depende de qué), sufro todos los pecados capitales. Pónlos en el orden que prefieras y me regalarás el día perfecto.

josé -

Placeres del día irrenunciables (lástima, el sexo por muy irrenunciable que parezca no depende solo de uno.)
1 Una ducha muy caliente.
2 Café moka solo, sin azucar. Intenso sabor amargo.
3 Música
...
Ahora que lo pienso, yo también tengo que revisar mis prioridades: ¿dónde quedan a diario mis demás placeres como vino, copas, amigos, largas charlas, fotografía, lectura...) Creí que tenía pocos vicios.. me equivoqué.

Pedro -

ho-ho-ho. Yo de vacaciones blogeras y tu guerreando con señoritas orgiasticas... Te mereces eso y algo mas.
Tres placeres para un dia de primavera: Sexo matutino, copita de Finca antigua merlot con unos taquitos de iberico y pan con tomate y revisitar algun clasico de los planetas o teenage funclub. Volvere pronto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres