Blogia
Poesía y Macarrones

¡EL DÍA DE QUIÉREME HASTA QUE TENGA QUE DECIRLE A LA GENTE QUE ME HE CAÍDO POR LAS ESCALERAS!

Quiéreme tan fuerte y tan a menudo y tan a lo loco que cuando la gente me pregunte "¿Por qué no tienes dinero para comer?", yo tenga que decir, "Nadie que yo conozca bebe. Sólo estoy ahorrando para un par de zapatos caros."

Quiéreme tan estentóreamente que me provoques cardenales como pulseras alrededor de las muñecas y cuando la gente me pregunte por qué llevo tres relojes en cada mano sólo pueda decirles, "Swatch ha vuelto a lo grande".

Quiéreme hasta que peque saltos de la silla tras ruidos fuertes, gritando "¡No, no, lo siento ya me callo!" y entonces tenga que prometerle a todo el mundo en la sala de reuniones que me voy a pasar al descafeinado en los descansos.

Quiéreme con una furia que me haga pensar que soy una asquerosa, asquerosa zorra que merece morir sola y olvidada en un paso subterráneo con lo que creeré que toda interacción humana se basa en tomar la posición de ventaja y asegurarse de tener una venganza preparada para todo el mundo de modo que cuando mis amigos me hagan cumplidos por mi ropa yo me ponga rígida y me prepare para la patada que sin duda viene a continuación y ellos puedan oír en mi voz que levanto las defensas cuando responda, "¿Este trapo viejo?"

Quiéreme, no me dormiré.

Quiéreme, no me lavaré.

Quiéreme hasta que esté en un autobús de vuelta a casa de mis padres.

Quiéreme. Está de moda.

¡Feliz día de Quiéreme hasta que tenga que decirle a la gente que me he caído por las escaleras! Ahora dame mis rosas.

Girls Are Pretty 12-VIII-02
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres