Blogia
Poesía y Macarrones

QUÉ ASCO, QUÉ ASCO Y QUÉ ASCO

QUÉ ASCO, QUÉ ASCO Y QUÉ ASCO Me van a disculpar si me pongo hoy un poco localista, pero he leído en el periódico de aquí una noticia que me ha puesto los pelos de punta. Para la gente de fuera de esta región es muchas veces difícil de creer el extremo de desfachatez, falta de vergüenza y carroñerismo al que están llegando los promotores inmobiliarios y los responsables de urbanismo de los diferentes ayuntamientos costeros en su misión de encementar hasta el último centímetro de playa que quede. Sí, los centímetros protegidos también. Sí, los centímetros que queden dentro de Parques Naturales también. Todos los centímetros.

Uno a veces cae en la tentación de echarle la culpa al Partido Popular, que lleva ya tres legislaturas en el poder y ganará la próxima con mayoría absoluta. Y es cierto que conforme pasa el tiempo y ciertos altos cargos se sienten eternizados en su sillón el nepotismo y la falta de transparencia se recrudecen (hay concejales de urbanismo que al mismo tiempo son socios de constructoras, sin que a nadie se le haya ocurrido que igual esas dos ocupaciones entran en un ligero conflicto de intereses). Y también es cierto que se están aprovechando del tirón popular del Agua para todos para seguir muchos años más promoviendo operaciones urbanísticas que consisten en arrancar limoneros y construir edificios en su lugar. Vamos, que son lo peor y que están causando un daño irreparable, pero ¿ellos solos? Para nada. Hoy me entero de que algún promotor hijo de puta ha sobornado a cuatro concejales socialistas para no asistir a un pleno en el que se iban a recalificar 250 hectáreas de suelo protegido. Es un lugar llamado La Zerrichera, donde anidan las aves migratorias, calificado ZEPA y LIC. De los pocos que quedan.

Estoy asqueado, qué quieren que les diga. Y la culpa es de la cara de ese tipo de ahí al lado: Pedro Gil, se llama la perlica. Ex-socialista.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

dondiego -

Asco absolutamente compartido, y sonbre todo la impotencia ante el seguro olvido. La noticia de ese tío asqueroso ya no la recuerda nadie y fue hace tres días. O si no acuérdate de Tamayo. ALgo tan gordo como para arruinar todas unas elecciones ( por una mega-cuestión inmobiliaria, claro) y ya nadie se acuerda del trásfuga ex-clase media que ahora es hipermillonario, y con la cabeza bien alta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hell -

Pues sí, al parecer esa es la máxima de todos los politicastros y mafiosos inmobiliarios sean del percal que sean. Recalificar, a la saca y si te he visto no me acuerdo. Que las zonas protegidas no tienen que serlo tanto, que el bienestar de la comunidad está por encima, etc.

La historia se repite y arreando que es gerundio, no sea que los tocapelotas de los ecologistas y aves de igual pelaje pongan el grito en el cielo. Pero total, ¡qué más da! Por unos cuantos patos más o menos...

O respiras hondo con eso del ommmh, o pillas un bazoka y no dejas títere con cabeza.

Un beso!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres