Blogia
Poesía y Macarrones

DOS POEMAS

Oh, qué catástrofe, se me ha borrado una de las mejores entradas que había escrito nunca. No saben lo que se han perdido. Desastroso.

En fin, la cosa iba de que la escritura (o al menos la emisión) de poemas es una actividad humana harto común, como respirar o tomar café o mirar al cielo para ver si llueve de una puta vez. Y todo esto lo ilustraba yo poniéndoles dos ejemplos de poemas bonitos encontrados por los blogos, eso sí sin que sus autores pretendieran componer un poema, pero definitivamente poemas:

1/ Vía Trattoria On Line, y al final de una entrada absolutamente maravillosa sobre el chef renacentista Bartolomeo Scappi, estas palabras de Revel: levantando las tapas de la Edad Media sentís aletear en vuestra nariz un áspero vapor cárneo, con olores de clavo, azafrán, pimienta, jengibre y canela. Al asomarnos a los pucheros renacentistas, respiráis una dulce y afrutada bruma de azúcar cocido y jugo de pera o grosella, a punto de hervir juntos, silenciosamente...

2/ Vía Ababol, y en boca de un amigo de la autora: en los países cálidos, el arrullo del agua en la fuente produce en las conversaciones el mismo efecto que, en los países fríos, el crepitar del fuego en la chimenea...

Y en este punto yo comenzaba una reflexión cojonuda sobre los miles y miles de poemas que recorren el orbe de esta manera: frases que uno recuerda que alguien dijo, o fragmentos que hemos leído una vez y ya no se nos olvidan (en mi caso esta frase de un documental: el pulpo es una masa pensante de músculos que fluyen como el agua). Sean o no sean malos estos tiempos para la lírica. Y ya como bonito remate, se me ocurría que al menos para la poesía social, los tiempos no son malos, abran ustedes un periódico a la manera de (otra vez) Reichmann en El día en que dejé de leer El País. Que van a ver.

Y la última línea de todas era: No se contengan. Aumenten el torrente. Díganlo.

Bueno, ¿eh? Ay, qué pena, lo que se han perdido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

hautor -

O también puede ser una hermosa metáfora del arte, ¿no?

Hell -

¡¡Qué disgusto!! Hoy ya ni duermo ni ceno... o mejor... mejor dejo las abstinencias para mañana. ;)

Para otra vez antes de darle a Publicar, selecciona y copia :P

Y es cierto, hay frases que son la lexe pululando por la estratosfera.

Bsos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Baldanders -

Gracias Horacio. Un fuerte abrazo.

Horacio en persona -

Pues tiene cojones, la alondra, por otra parte. Es como si dijera "pues ésta me la termino" antes de pasar por la faringe del halcón.

hautor -

A ver qué te parece ésta, pillada -al vuelo- en un documental de la tele:

"La alondra, perseguida por el halcón, aumenta la frecuencia y el volumen de su canto cuando siente que éste se acerca peligrosamente"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres