Blogia
Poesía y Macarrones

EQUIPAJE DE VACACIONES

EQUIPAJE DE VACACIONES Ya está. Ya ha llegado el día treinta y uno, me quedan cuatro horitas para salir por la puerta y no volver hasta el día veintiséis, qué les parece. Si hay una palabra bonita, ésa es septiembre. Si hay una palabra bonita, ésa es vacaciones.

Me llevo en la maleta:

Vineland, de Thomas Pynchon. Supuestamente la puerta de servicio para entrar a la obra de este paradigma de lo posmoderno. Ya veremos.

Arder en el agua ahogarse en el fuego, de Charles Bukowski.

Expiación, de Ian McEwan.

Música de lobo, la antología de Carlos Edmundo de Ory que salió en Galaxia Gutenberg.

Magia, de Manuel Vilas, a medio leer y con un regustillo a Don deLillo que no me está gustando nada, ya les contaré.

Truffaut, la biografía de Baecque y Toubiana.

Y una botella de Beefeater. Les diría que voy a intentar actualizar desde la playa, pero no quisiera yo engañar a un público tan respetable ni creo que éste tragara, así que ahí los dejo, cuídense y, si por azar llegan al blog durante el intervalo en busca de emociones fuertes, ahí tienen todos esos enlaces de la derecha, que no por nada los he elegido yo con amor para que ustedes los disfruten. Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Pistacho Veloz -

Yo acabo de empezar a currar, chaval, ¡Felices Vacances!

larhah -

Y yo acabo de regresar snif, snif. Pásalo bien, muy bien.
Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Baldanders -

¡Que disfrute Horacio!

Hell -

Felices vacaciones, espero las disfrutes. Cuando todos vuelven hay otros que se van.
:D Que envidia sana (jaaaaaaaaaaa, sana, de esa que no existe, pero todo el mundo menta) me estás dando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres